Blog

La comunicación perversa


comunicacion perversa

En la comunicación perversa no hay un intercambio de igual a igual y por lo tanto no se produce un intercambio de información , mensajes , afectos etc.. sino que la relación se fundamenta en la relaciones de dominio – sumisión , que a pesar de “parecer” intercambios , juegan papeles  que se basan en el poder y no en la aceptación del otro.

Entendemos la comunicación como todo proceso de interrelación entre dos personas .

Características de este tipo de comunicación :

– Evitar la comunicación directa

Se rechaza el diálogo directo acerca de un conflicto, niega la existencia del reproche , y de este modo desestabiliza a la víctima que no entiende nada.

– Deformar el lenguaje

Se suele utilizar un tono frío y  monocorde de “deforma” o distorsiona el sentido de las palabras.

El mensaje es vago e impreciso y genera confusión . Cuando se intenta interpretar el mismo  suele eludir cualquier reproche con  respuestas como : “ yo nunca he dicho eso”.

No termina frases , dejando puntos suspensivos….  que dejan la puerta abierta a todas las interpretaciones y malentendidos.

A estas características se suma la utilización de un lenguaje dogmático, cuya finalidad es impresionar , sea cual sea el contenido. A menudo utilizan argumentos incoherentes , disfrazados de formas doctas.

– Mentir

En lugar de mentir directamente, el perverso prefiere utilizar una serie de insinuaciones y de silencios.  Mensajes incompletos o paradójicos.

Sus falsificaciones de la verdad  están muy cerca de argumentos que ellos mismos crean para su propio interés.

– Utilizar el sarcasmo, la burla y  el desprecio

El desprecio y la burla dominan la relación del perverso con el mundo exterior. El desprecio afecta al compañero, a lo que este piensa y hace , pero afecta también a su círculo de relaciones. Para mantenerse a flote el perverso necesita hundir al otro. En ocasiones utiliza la controversia: es capaz de sostener un día un punto de vista y al día siguiente todo lo contrario. Si el interlocutor no reacciona como se espera, basta con aumentar la provocación. La persona que padece este tipo de violencia no reacciona porque tiene  tendencia a excusar a su agresor, pero también porque la violencia se instala de  manera insidiosa, si apareciera de repente provocaría la ira  pero su establecimiento progresivo anula cualquier tipo de reacción . La víctima  sólo toma conciencia de la agresividad del mensaje cuando éste se ha convertido en una costumbre.

Para desestabilizar al otro :

– Burlarse de sus convicciones, ideas políticas , creencias.

– Dejar de dirigirle la palabra

– Ridiculizarlo en público

– No dejar que se exprese

– Hacer comentarios desagradables y burlescos de sus puntos débiles

– Poner en tela de juicio sus capacidades y aptitudes

– Emplear la paradoja

Hay una doble coacción : en el nivel verbal se dice una cosa , y en el nivel no verbal se expresa lo contrario. El discurso paradójico se compone de un  mensaje explícito y de otro sobreentendido.

Este tipo de mensajes no son fáciles de identificar. Su finalidad es controlar la situación y desestabilizar a la víctima. El perverso utiliza estas técnicas de manera sistemática, sin compensaciones ni excusas posteriores. La víctima se agota buscando soluciones .

También es característico el desplazamiento de la culpabilidad, el agresor  consigue que la culpabilidad recaiga completamente en la víctima.

 

 – Descalificar

La descalificación consiste en privar o no reconocer a alguien sus cualidades. Hay que decirle y repetirle que no vale nada hasta que se lo crea. Al principio esto se hace de modo soterrado, en el registro de la comunicación no verbal  : miradas despreciativas, suspiros exagerados, insinuaciones, alusiones desestabilizadoras,observaciones desagradables, críticas indirectas (que se ocultan detrás de una broma) , y burlas.

La descalificación se extiende desde la víctima elegida hasta su círculo de relaciones, que incluye a su familia, amigos y conocidos.

El perverso destina todas estas estrategias a hundir al otro y, con ello , se revaloriza a sí mismo


11 mayo, 2015
Opiniones